jump to navigation

Astrología y Dinámica Espiral 13 de febrero de 2011

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
trackback

El valor que la Astrología puede llegar a tener para las personas depende de muchos factores, la mayoría bastante subjetivos. Para los más racionalistas y escépticos no sólo no tiene valor alguno sino que directamente puede ser perjudicial. Otros dicen que como divertimento está bien. Algunos la defenderán como inestimable herramienta predictiva y los más osados la elevarán a la más noble y perfecta de las ciencias.
Pero la Astrología no es ni más ni menos que un vehículo lógico/simbólico, una cinta transportadora que puede llevarnos de la ignorancia y la negación hasta la sabiduría y el encuentro. ¿Demasiado optimista?. Seguramente.

La Dinámica Espiral
Clare Graves planteó que las personas siguen un esquema expansivo de niveles de conciencia. Propone que la psicología del ser humano maduro es un proceso espiral, emergente, oscilante y en continuo despliegue, marcado por una progresión de comportamientos antiguos de orden inferior a otros más nuevos de orden superior, conforme los problemas existenciales del hombre van cambiando.
El ser humano se guía a través de ciertos valores que -en sí mismos- comprenden una manera puntual de percibir la realidad.
Dependiendo del estado existencial de las personas, los autores Don Beck y Chris Cowan describen ocho niveles alrededor de los cuales se organizan sociedades, ideas y creencias.

 

Cada ser humano empieza su proceso de desarrollo en el nivel Beige (un bebé que llora y quiere la teta por ejemplo) y a partir de allí evolucionará hasta donde quiera o pueda. Puede llegar al nivel Rojo y permanecer allí toda su vida. O no.
Es en este sentido que creo que la Astrología funciona como “escalera mecánica” o “cinta transportadora”, capaz de acompañar a nuestra conciencia a través de todos los niveles. Hay personas cuyo centro de gravedad está en Naranja y resuena con una versión racional de Astrología Naranja. Hay una versión Roja, por ejemplo, de Géminis, como Azul, Verde o Turquesa.
La carta natal misma puede ser interpretada desde cualquier nivel, pero es verdad que a medida que despertamos a los niveles más holísticos e integrados, la carta dará respuestas más holísticas e integradas.
Por ejemplo, un consultante cuyo nivel principal es Naranja buscará respuestas que le permitan encontrar oportunidades para ganar en su juego competitivo, enfocado al éxito, los logros materiales, el status, etc.
Un consultante en nivel Rojo buscará en la Astrología la respuesta a su principal interés: ¿qué puedo obtener yo gracias a esto?. ¿Cómo puedo aprovechar esta información para satisfacer mis deseos de poder y control sobre los demás?. Y no dudará en poner en práctica los consejos que un astrólogo en el nivel Rojo pueda sugerirle. Y, después de todo, puede no haber nada de malo en ello. Toda persona tiene derecho a ser lo que es o llegar a donde quiera llegar.

 

Articulo completo en la revista Uno Mismo de febrero 2011

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: