jump to navigation

Visual Zodiac, reflejos del Ser. 1 de abril de 2014

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

Visual Zodiac es un mazo especialmente pensado para astrólogos profesionales y estudiantes de Astrología, como así también para toda persona interesada en los lenguajes simbólicos. Se trata de un mazo de 78 cartas que refleja las posibles combinaciones que pueden darse entre los signos del Zodiaco o los planetas, proponiendo una mirada integradora de las cualidades energéticas que muchas veces pueden parecer irreconciliables o de muy difícil síntesis.

Creemos que la síntesis y la integración de lo disociado, fragmentado o alienado es un trabajo fundamental para hacer en nuestra época, tanto psíquica (como es adentro…) como colectiva y vincularmente (…es afuera).

¿Cómo usar Visual Zodiac?

En tus manos tienes un depósito arquetípico de imágenes con las cuales se puedes operar al menos en tres direcciones diferentes.

1) Como forma de autoconocimiento y autoterapia: Las imágenes remiten a situaciones corrientes (y mitológicas también en algunos casos) que pueden darse en el contexto de la vida diaria, exponiendo estados psíquicos internos para poder trabajar sobre ellos mediante visualizaciones, diálogo de voces, juegos de rol, psicodrama, psicosíntesis, meditaciones sobre la carta, etc.

2) Para aprender y profundizar en Astrologia: Se trata de un mazo con una estructura basada en la Astrologia y no en el Tarot (aunque tiene también 78 cartas). Las posibles combinaciones entre planetas o entre signos tienen aquí una oportunidad de encuentro que en general promueve una integración positiva y superadora, sugiriendo imágenes que tiendan mas bien a la unión consciente de sus elementos. Se dice que una imagen vale mas que mil palabras. Si meditas a partir de las cartas de Visual Zodiac tal vez puedas acceder a una información que ya está en ti y que no se encuentra en ningún libro de Astrologia. Puedes usarlo en la consulta de carta natal, para aprender y enseñar aspectos entre planetas, planetas en signos o en casas, o haciendo todas las combinaciones que se te ocurran.

3) Como herramienta oracular: Puedes también utilizar estas cartas como medio de previsión. A partir del principio de sincronicidad propuesto por Jung sabemos que los hechos externos tienen una correspondencia de significado con procesos psíquicos internos. Aquí proponemos maneras de trabajar con las cartas de forma que nos describan situaciones o personas, nos aconsejen y nos den significados de las experiencias que nos ocurrieron, nos ocurren o nos ocurrirán.

En nuestros sitios en la web podrás acceder a diferentes tipos de tiradas y de usos del mazo, como así también interactuar con los lectores del Visual Zodiac Las cartas fueron desarrolladas por el astrólogo y artista alemán Nil Orange y por el astrólogo argentino Alejandro Christian Luna.

Para más información, puedes acceder a la fanpage de Facebook en Visual Zodiac

Información y ventas: alejandrochristian@icloud.com

Anuncios

Cinco intuiciones 9 de enero de 2013

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

folon

¿Qué es la Astrología? Pasan los años, las décadas, los siglos, y sigue sin haber un consenso general acerca de lo que la Astrología es. Y si todavía ni siquiera los astrólogos podemos definirla en forma terminante, al menos quisiera comentar lo que la Astrología no es. No es una ciencia, no es una técnica, no es una terapia, no es una filosofía, no es una creencia, no es una religión. En realidad es una mezcla de todo lo anterior más algo más que se escapa… y se escapa porque se trata de algo vivo, y por lo tanto es cambiante e impredecible.
En todo caso, ¿cuales son los fundamentos por los cuales esta Astrología del siglo XXI parece gozar de tan buena salud?. Ella descansa en cinco intuiciones primordiales:

1) Como es arriba es abajo.

2) Como es adentro es afuera.

3) Energía = Conciencia + Destino.

4) Tú eres eso.

5) Habitamos un universo ordenado, con belleza y significado.

 

La filosofía hermética

Los dos primeros axiomas son parte de una antiquísima filosofía de origen egipcio: el hermetismo. Su nombre viene del sabio Thot-Hermes, más conocido como Hermes Trismegisto (el tres veces grande), una figura mezcla de mito y realidad. Las obras atribuidas a Thot-Hermes son numerosas, hay obras prácticas de Astrología y Alquimia, como el Liber Hermetis, el Picatrix y la Tabla Esmeralda. El hermetismo reflejaba una tradición filosófica diametralmente opuesta al hegemónico racionalismo aristotélico de la época; era más un cuerpo místico de doctrinas, una forma mística de pensamiento que ensalzaba la experiencia numínica, el contacto directo con lo sagrado.

1) Como es arriba es abajo. Remite al principio de correspondencia, donde los movimientos de los planetas a través de lo signos, la relación entre el Sol, la Luna y la Tierra, y hasta el lento movimiento de la precesión de los equinoccios reflejan simbólicamente el acontecer de lo que ocurre en nuestro planeta a nivel personal y colectivo. Utilizando un lenguaje más actual, los diseños fractales de la naturaleza relacionan diferentes dimensiones de la realidad que mantienen un isomorfismo (una misma forma o estructura). Esto significa que el estudio de una estructura – el cielo- puede reducirse al de la otra -la Tierra- mediante analogías basadas en la asunción de que dos cosas son la misma en algunos aspectos, aquellos sobre los que está hecha la comparación.
La carta natal de personas o países, los tránsitos planetarios, los complejos arquetípicos ligados al simbolismo de signos y planetas, etc., son parte del núcleo de sabiduría propio de la Astrología, y forman la base teoríco práctica desde donde ésta se hace efectiva. Cada momento tiene una cualidad especifica y las correspondencias arriba/abajo lo muestran. Todo el tiempo la Astrología enseña que la realidad tiene una estructura fractal.

2) Como es adentro es afuera. También es una forma de correspondencia propia de la filosofía hermética, pero digamos que ahora nos toca mucho más de cerca. Es la constancia de que todo aquello que me ocurre está íntimamente ligado con lo que soy. Que la Astrologia realmente “nos conste” implica un tremendo (y necesario) golpe al ego, de lo contrario es otra de las tantas cosas que se saben, se leen, se estudian y se graban en memoria (acumulando más y más información), pero que no implica una transformación del ser. Darse cuenta de esto es aceptar que todo lo que me pasa tiene que ver conmigo.

 

Tat vam asi

3) Energía = Conciencia + Destino. Esta ecuación quiere decir que toda la energía astral de alguna manera siempre está alrededor de uno. Todo aquello que soy pero que no soy consciente aparecerá en mi vida como destino. Me ocurrirán las cosas que correspondan de acuerdo a mi propia carta y de cuan alejada esté mi conciencia de esta estructura astrológica natal que soy. Aquí se torna fundamental el trabajo con la propia sombra, o sea, con lo desconocido de mi mismo, pues mi sombra será proyectada sobre alguien más, generando un cierto tipo de destino. La carta solamente indica un potencial cuya actualización o no, dependerá de mi sintonía momento a momento. Y esto también es un formidable ataque al ego, pues ahora se torna imposible separar al yo de lo que le pasa, tan imposible como separar al rojo del amarillo una vez que se unieron para hacer el naranja. A partir de la carta astral, dime con qué te identificas (luz) y te diré qué tipo de experiencias tendrás que vivir por destino (sombra).

4) Tú eres eso. (Tat vam asi) es una antiquísima frase hindú del Chiandogya Upanishad que justamente apunta a la unidad de las cosas que aparecen fragmentadas en el plano de realidad en que nos movemos habitualmente. Es la capacidad de sentir en cada célula del cuerpo que la otredad es constitutiva de mi ser, que el otro soy yo y que en una dimensión más profunda, la distinción entre sujeto y objeto se revela como ilusoria. Todo es vínculo, todo es relación. Y todos los seres compartimos la misma naturaleza vital.
La propia carta natal es parte de una red infinita de cartas natales donde aparecen reflejados nuestros vínculos, y los vínculos de nuestros vínculos. Es altamente improbable que quien viva “astrológicamente” no se vea transformado de una u otra manera. Si el proceso va bien, el contacto sostenido nos transforma en verdaderos alquimistas, siendo nosotros mismos la materia prima a ser transformada en oro. Si el proceso no es efectivo, lejos de transformarnos, nos serviremos de la Astrologia para intentar conseguir nuestros objetivos personales, generándonos ansiedad, miedo al futuro, una velada sensación de omnipotencia, rigidez, actitud prejuiciosa, etc.

5) Habitamos un universo ordenado, con belleza y significado. Desde la intuición pitagórica acerca de la armonía de las esferas hasta los descubrimientos revolucionarios de Johannes Kepler en el siglo XVII, la ciencia una y otra vez demuestra que hay un orden matemático en la naturaleza. Pero lo que no es tan evidente es que la belleza y la armonía forman parte de la lógica matemática. Las órbitas de los planetas, su velocidad, sus posiciones relativas, etc., son totalmente predecibles y están codificadas en las efemérides planetarias que todos los astrólogos utilizamos. A la belleza se le suma el significado que tienen para el humano estas posiciones y movimientos predeterminados, agregando una dimensión más (la simbólica) a la mera información posicional que las efemérides brindan. A la Astrología le cabe dar cuenta de la unidad entre cosmos y mente.

Es el tipo o nivel de conciencia alcanzado (entendiendo por conciencia no solamente lo cognitivo sino la integridad cuerpo/emociones/pensamiento/alma) el que dará un significado diferente a cada experiencia. Así un tránsito de Saturno por ejemplo, puede ser vivido como un castigo, una maldición, un incordio, una crisis que hay que atravesar o una gran oportunidad para por fin madurar. Dependiendo cómo la conciencia signifique las experiencias, el destino abrirá ciertas puertas y cerrará otras.

Todo respira al unísono solía decir Plotino, y desde las más lejanas galaxias hasta la más ínfima partícula subatómica, la respiración del cosmos atraviesa todo; y también las fútiles acciones que cometemos los humanos. Acaso proponer estas cinco “intuiciones” no deja de ser otro inútil aunque necesario accionar; es un intento de transmitir experiencias compartidas de enorme plenitud y agradecimiento a la vida, un acto casi impersonal e involuntario, que proviene de la capacidad de tomar contacto con algo tremendamente intenso y amoroso a la vez.

Como elegir tu mazo de tarot? 4 de noviembre de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
Tags: , , , ,
1 comment so far

Un mazo tradicional de Tarot consiste en 78 cartas que se dividen en 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores. Hay dos mazos clásicos riquísimos en simbolismo que son los que usaremos para aprender: el de Marsella y el Rider/Waite.
Mi sugerencia -si es que aun no tienen definido con cual mazo trabajar- es que adquieran un Tarot en que los 56 arcanos menores tengan imágenes sugerentes que luego faciliten la interpretación. Los arcanos menores del de Marsella por ejemplo, los desaconsejo, pues muestran solamente el numero y el palo correspondiente a la carta, casi como en las cartas españolas. Aquí van algunos ejemplos como para explicarlo mejor.


Muchas veces no es uno quien elige el mazo sino que el mazo lo elige a uno. Estén abiertos a lo que las imágenes puedan transmitirles y dejense llevar por la intuición o la percepción.

El sitio web http://www.aeclectictarot.com es una buena base para curiosear acerca de los cientos de mazos disponibles, aunque no todos pueden encontrarse en Buenos Aires.
Libreria Kier y Libreria Devas son lugares donde hay una variedad interesante de mazos.

El curso está enfocado en introducirnos al estudio y práctica del lenguaje simbólico del Tarot, como una forma de bucear en los arquetipos de lo humano y ver cómo ellos se manifiestan en el inconsciente personal y colectivo. Como todo acercamiento de este tipo, apunta a un trabajo de autoconocimiento muy profundo y movilizador.

Tarot Arquetipal 2013 4 de noviembre de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

Un espacio para entender el lenguaje sagrado del Tarot a través de mitos, imagenes, películas, sueños y sincronicidades. El Tarot nos permite iluminar simbólicamente nuestros deseos inconscientes, habilitando experiencias de transformación personal y acaso vislumbres de lo transpersonal.

El curso se dictará de abril a noviembre, una vez por semana y la duración de la clase es de 3 horas con un break en el medio.

Estudiaremos el simbolismo a partir del Tarot de Marsella y el de Rider Waite, y luego lo compararemos con los diferentes mazos de Tarot que trae cada estudiante. Se aprenderá a interpretar los Arcanos Mayores y Menores como también varios tipos de tiradas.

Temario
Que son los arquetipos
El Tarot como Lenguaje Sagrado
Arcanos mayores
Arcanos menores
La importancia de hacer las preguntas correctas
Tipos de tiradas
Práctica, práctica!

El curso se realiza el segundo y cuarto sábado de cada por mes, de 15 a 18 hs. en Floresta. Tendrá una duración de 8 meses, de Abril a Noviembre. El costo es de $250 por mes.
El primer y tercer sábado de cada mes, el curso de realizará en Quilmes, de 15 a 18 hs.

La inscripción ya está abierta. Para quienes están lejos, el curso podrá hacerse a distancia a través de Internet.

Para más información o inscripciones llamar al 4254-2990 ó enviar un mail a vanesamaiorana@gmail.com o info@astrotranspersonal.com.ar

Funciones transpersonales y polaridad 15 de septiembre de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

Seminario/Taller por Alejandro Christian Luna
En Astrología, los planetas transpersonales representan funciones psíquicas que van más allá de los requerimientos habituales de la personalidad o del ego. En este taller contactaremos en forma teórica y práctica en cómo las energías de Urano, Neptuno y Plutón polarizan la conciencia y determinan cierto destino en relación al potencial de la carta natal y al juego de luz y sombra del individuo.

Temario:
Miércoles 19 de septiembre de 17 a 19 hs. – La función transpersonal de Urano – Polaridad uraniana directa e inversa – Ejercicio práctico – Cartas y casos

Miércoles 26 de septiembre de 17 a 19 hs. – La función transpersonal de Neptuno – Polaridad neptuniana directa e inversa – Ejercicio práctico – Cartas y casos

Miércoles 3 de octubre de 17 a 19 hs. – La función transpersonal de Plutón – Polaridad plutoniana directa e inversa – Ejercicio práctico – Cartas y casos

Costo: $250.- los 3 talleres
$100.- cada uno
http://beatrizleveratto.com.ar/

Poseídos 9 de agosto de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

Enciendo un cigarrillo tras otro, de repente un grito de angustia sale de mi boca. La respiración se hace entrecortada y sólo soy un manojo de nervios anhelantes y temerosos. Pero la multitud tiene una energia que me arrastra y no me permite ver que mi cuerpo está tan tomado como los de todos a mi alrededor. Los cuerpos saltan y cantan al unísono, la sensación es grandiosa. Y de repente el summun, la descarga, la catarsis… abrazos indiscriminados, llantos… es gol de San Lorenzo!…

Me doy cuenta que algo me ha poseído, pero tengo la posibilidad de ver bien de cerca -desde adentro- el abanico de respuestas y reacciones que mi cuerpo siente y expresa. La posesión es colectiva, arquetípica, y en el contexto de los torneos deportivos enfrenta clanes contra clanes.

¿Por qué el yo necesita perderse en una multitudinaria simbiosis colectiva? ¿Cómo puede uno interesarse por el proceso de individuación mientras por otro lado chapotea feliz (simbólicamente) en la sangre del enemigo derrotado?

Es ganarle a la otra tribu lo que aumenta mi sentido de pertenencia. Tribu contra tribu. Cáncer contra Cáncer es Escorpio. (Cuarto signo más cuarto signo da octavo signo, el conflicto permanente). Las dos serpientes que vemos pelearse a muerte son un mismo ser, tienen un mismo origen. River y Boca provienen del mismo barrio.

Sea en el contexto que sea (deporte, familia, creencias), uno debe tolerar la información que llega por dos lugares diferentes. Hay un doble vínculo entre el deseo de individuación y el deseo de pertenencia. Como todo doble vínculo, es imposible que el problema se resuelva en el mismo nivel en que fue planteado.

Cuando puedo conectar totalmente con las dos informaciones, me doy cuenta que todo está basado en un paradigma maniqueo de victoria o derrota, premio o castigo, cielo o infierno. En el mismo momento en que estoy festejando alocadamente un gol, me reconozco en el sufrimiento del otro, en el dolor del rival derrotado.  Y ahí algo puede realmente empezar a entender, a sentir, a fluir.

Cuanto más nos tome lo colectivo (sea en el contexto que sea) uno da respuestas cada vez más arquetípicas y pre-programadas. Aceptar sinceramente lo que uno es puede provocar revulsión. Pero ¿cómo podemos anhelar la fraternidad, la igualdad, el respeto por las diferencias (Acuario) si no reconocemos nuestras necesidades mamíferas egoicas (Cáncer/Leo) de las que todos los humanos partimos? Para llegar de Cáncer a Acuario primero hay que “morir” en Escorpio.

Despegarse de las sensaciones tribales no puede no provocar angustia. Dificilmente podamos sentir la inteligencia Acuario/Piscis (inmanente/trascendente) si siempre permanecemos seguros y reconocidos en nuestras identificaciones de siempre.

Nota completa en la revista Uno Mismo de agosto 2012.

Espirales evolutivas 18 de julio de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

Si observamos la estructura del ADN, esa increíble molécula que contiene el código de la vida misma, podemos ver que consiste en una doble hélice interconectada que se desarrolla espiraladamente en el espacio y en el tiempo. Este patrón de desarrollo en espiral puede verse asiduamente en las formas que la naturaleza toma. Caracoles, nautilos, disposiciones de las semillas en el girasol, coliflores, telas de araña, piñas, remolinos marinos, tormentas, huracanes y hasta las más alejadas galaxias del universo adquieren esta forma que muchos llaman la curva de la vida.
A su vez, también se observa que la inteligencia-en-la-naturaleza va haciendo que ésta se complejice cada vez más, generando una holoarquía (jerarquía de holones) donde los más complejos abrazan a los mas básicos y los mas básicos son partes constitutivas de los más complejos (como en el caso de quarks, átomos, moléculas, células, etc.).

También vimos en la Uno Mismo de febrero de 2011, que inclusive las diferentes miradas del mundo pueden describirse a través de una escala de valores en forma de espiral. La “Dinámica Espiral” muestra que la conciencia se despliega desde los niveles mas básicos e instintivos (beige y púrpura) a los más holísticos e integrados (amarillo y turquesa).

Esto sugiere que existe un patrón evolutivo que consiste en un desarrollo circular/espiral cada vez más amplio e integrador. El mismísimo Zodiaco tiene esta matriz, aunque casi siempre lo vemos dibujado en un papel y lo pensamos bidimensionalmente. Desde esta perspectiva decimos que comienza en Aries, termina en Piscis y vuelve a recomenzar en Aries, como si se tratara de una repetitiva calesita. Pero la verdad es que la lógica del Zodíaco no es lineal sino mandálica, y se desarrolla en diferentes niveles, es decir, tridimensionalmente. Así, puede que Piscis sea antes que Aries y no después, o que haya un Aries mucho más evolucionado e integrado que un Piscis bien básico. Podemos pensarlo como un cilindro donde la energía va ascendiendo espiraladamente.
Esta ascención circular se da tanto en el Zodíaco en sí (como fases consecutivas Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, etc), como dentro de cada cualidad zodiacal particular. De esta manera hay Aries básicos o más integrados dentro de la misma cualidad ariana, Tauros más básicos o más evolucionados dentro de la espiral taurina, etc.
Por ejemplo, la cualidad ligada a Aries de creacion, agresividad y deseo, puede encarnarse en el nivel instintivo en la figura de un matón de barrio, seguir subiendo por la espiral ariana hasta la figura de un emprendedor y llegando al arquetipo superior con la energía de “dios creador de mundos”.

Los tres ejemplos son Aries, pero más o menos integrados/evolucionados según el caso.
Podríamos decir que el primer nivel es el nivel más primario, instintivo y narcisista (en términos psicológicos) de la energía, el segundo es el nivel egoicamente sano y operativo, y el tercer nivel es el más integrado, servicial e impersonal. En términos de Wilber, el primero es prepersonal, donde la conciencia puede desarrollarse desde los condicionamientos primarios hacia un ego diferenciado e individual. El segundo es personal, donde se mueve el ego maduro; y el tercero es transpersonal, donde hay una trascendencia del yo personal, una apertura hacia lo sagrado y a los propósitos del alma. Podemos dividirlo en tres niveles para simplificar, pero en realidad se trata de un diapasón con infinidad de niveles intermedios.
Haciendo un breve repaso por los doce signos y recortando muchísima información, podemos describir tres niveles de cada cualidad zodiacal:

Aries: Matón/Emprendedor/Dios creador.


Tauro: Tozudo/Bon vivant/Energía búdica.


Geminis: Chusma/Comunicador/Energía crística.


Cáncer: Xenófobo/Protector/Madre universal.


Leo: Fanfarrón/Expresivo/Líder positivo.


Virgo: Obsesivo/Servicial/Entregado el misterio.


Libra: Histérico/Mediador/Conciencia Ying-Yang.


Escorpio: Cruel/Transformador/Curador.


Sagitario: Fundamentalista/Maestro/Confianza vital.


Capricornio: Sobreadaptado/Sostenedor/Ley natural.


Acuario: Transgresor/Libertad/Creatividad grupal.


Piscis: Iluso/Poesia/Compasión universal.
Cada uno de los niveles implica el desarrollo evolutivo de la misma cualidad energética representada por el signo. La Astrología puede percibir el isomorfismo que hay entre un borracho perdido y un místico (Piscis), o entre un materialista y un contemplativo (Tauro).
Estudiar Astrología nos hace ver que es un error decir que hay un signo mejor que otro o que “los cancerianos son así…” por ejemplo. Las generalizaciones son peligrosas, y más teniendo en cuenta que la carta natal implica una mezcla (o síntesis) de energías muy diferentes.
La carta astral ofrece un significado del yo personal y único en relación a un contexto cósmico, y la Astrología está capacitada para permitir una gradual apertura de conciencia. Ésta última es la que otorga significado al universo, pero se encuentra limitada a decodificar solamente una parte del espectro total de la realidad (su horizonte de sensibilidad), pues no solamente depende de la información que aportan los sentidos sino del grado de ampliación e integración que haya alcanzado.

Ahora bien, ¿hay algún indicador en la carta natal que nos adelante si alguien puede ser una persona cruel o un amoroso curador?. Definitivamente no. La distancia crueldad-curación sólo puede ser transitada por el nivel de conciencia de cada persona en particular. La sinceridad con uno mismo, el trabajo con la sombra, la autoaceptación, la atención a nuestros vínculos, el reconocimiento con lo que nos ocurre, etc., son maneras de promover nuestra maduración psicológica y por lo tanto, movilizarnos por la espiral hacia mayores integraciones.

Así, desde la traza subatómica más infinitesimal hasta los cúmulos galácticos más complejos y masivos, un remolino espiralado de inteligencia lo atraviesa todo. Es verdad que a veces nos rodea el dolor, el sufrimiento y el sinsentido, pero ¿podemos llegar a sentir la presencia de esta amorosa inteligencia de la cual provenimos?. Acaso la respuesta provenga desde otra dimensión de la espiral en la que estamos.

Espirales Evolutivas 9 de julio de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

http://astrotrans.blogspot.com.ar/2012/07/espirales-evolutivas.html

Spiral

Si observamos la estructura del ADN, esa increíble molécula que contiene el código de la vida misma, podemos ver que consiste en una doble hélice interconectada que se desarrolla espiraladamente en el espacio y en el tiempo. Este patrón de desarrollo en espiral puede verse asiduamente en las formas que la naturaleza toma. Caracoles, nautilos, disposiciones de las semillas en el girasol, coliflores, telas de araña, piñas, remolinos marinos, tormentas, huracanes y hasta las más alejadas galaxias del universo adquieren esta forma que muchos llaman la curva de la vida.
A su vez, también se observa que la inteligencia-en-la-naturaleza va haciendo que ésta se complejice cada vez más, generando una holoarquía (jerarquía de holones) donde los más complejos abrazan a los mas básicos y los mas básicos son partes constitutivas de los más complejos (como en el caso de quarks, átomos, moléculas, células, etc.).

También vimos en la Uno Mismo de febrero de 2011, que inclusive las diferentes miradas del mundo pueden describirse a través de una escala de valores en forma de espiral. La “Dinámica Espiral” muestra que la conciencia se despliega desde los niveles mas básicos e instintivos (beige y púrpura) a los más holísticos e integrados (amarillo y turquesa).

Esto sugiere que existe un patrón evolutivo que consiste en un desarrollo circular/espiral cada vez más amplio e integrador. El mismísimo Zodiaco tiene esta matriz, aunque casi siempre lo vemos dibujado en un papel y lo pensamos bidimensionalmente. Desde esta perspectiva decimos que comienza en Aries, termina en Piscis y vuelve a recomenzar en Aries, como si se tratara de una repetitiva calesita. Pero la verdad es que la lógica del Zodíaco no es lineal sino mandálica, y se desarrolla en diferentes niveles, es decir, tridimensionalmente. Así, puede que Piscis sea antes que Aries y no después, o que haya un Aries mucho más evolucionado e integrado que un Piscis bien básico. Podemos pensarlo como un cilindro donde la energía va ascendiendo espiraladamente.

Sitio Actualizado, julio 2012 29 de junio de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment

Conceptos clave en Astrología Arquetipal. Archai. The Journal of Archetypal Cosmology.
El Secreto. La espiritualidad del narcisismo.
Por Stuart Davis.

Jupitervenus

http://www.astrotranspersonal.com.ar/

Quantum Physics Spirituality 28 de junio de 2012

Posted by Alejandro Luna in Uncategorized.
add a comment
The Journal of Archetypal Studies is a collaborative effort to ignite ideas and catalyze fresh conversations that move the archetypal approach beyond inner life to the way that we participate in our social realities.
 This space is an open library of the works of writers participating in archetypal studies. We invite you to contribute essays and projects for the free readership of the community.

Quantum Physics Spirituality, by Alejandro Christian Luna
Alejandro Christian Luna is an Argentine astrologer graduated from Casa XI College. He is also a researcher in Transpersonal Psychology and archetypes, trained in Psychosynthesis.

http://archetypal-studies.org/index.php/library/